Willard Boepple, Eleanor a las 7:15

Willard Boepple, Eleanor a las 7:15, 1977. Acero corten, 49 × 35 × 45 pulgadas. Prestada por el Museo Metropolitano de Arte, donación anónima, 1978 (1978.567.5). Fotografía de Mark Menjivar.

Presione el botón de reproducir para escuchar la audioguía.

audio transcript

Valerie Fletcher: Durante las décadas de 1960 y 1970, muchos escultores, particularmente en América del Norte, trabajaron en acero construido y pintado. Una de las razones de esto es que los materiales industriales como el acero o el aluminio u otras aleaciones se consideraban materiales apropiados para un mundo altamente industrializado y altamente tecnológico. También tenía un atractivo porque representaba un desafío físico para los escultores: tomar una hoja de metal fabricado industrialmente, cortarlo, soldarlo, doblarlo, construirlo de manera que requiriera una gran resistencia física y cierta cantidad de habilidad tecnológica con un soldador y otras herramientas industriales. 

 

Willard Boepple fue uno de esta generación de artistas. Se había inspirado en parte por haber visto una gran cantidad de arte abstracto en su natal Bennington, Vermont, que era una escuela altamente atractiva para los grandes artistas abstractos de la época. También se inspiró en el gran escultor, Anthony Caro, con quien trabajó durante un corto período. La escultura de Boepple con su título es desconcertante al principio. Eleanor a las 7:15, ¿qué significa eso? Cuando miramos esta pieza, en primer lugar, nos sorprende su escala o falta de ella. Es solo del tamaño de un niño pequeño. Es completamente abstracta, pero cuando se ve desde cierto punto de vista, puede sugerir una pequeña figura que avanza, tal vez con pañuelos o ropa ondeando en la brisa. Esto puede ser una referencia parcial a una famosa escultura futurista de una figura zancuda con cortinas ondeantes que fue realizada en 1915 por un artista italiano. Sin embargo, es más probable que aborde el problema de la escultura abstracta, que es cómo crear una escultura que tenga una especie de punto de referencia o algo que atraiga a los espectadores que tal vez no estén tan comprometidos con el arte moderno como el propio artista. Entonces, Eleanor a las 7:15 sugiere por su título que está pensada para que veamos a un niño pequeño que avanza, o tal vez es simplemente una construcción sofisticada de formas de acero que se curvan dentro y fuera de sí mismas en el espacio. 



activity guides

Willard Boepple, Eleanor a las 7:15, 1977. 

Estadounidense, nacido en 1945 

 

El lugar de nacimiento de Willard Boepple, Bennington, Vermont, se hizo famoso a nivel nacional por el departamento de arte en su universidad homónima. Durante las décadas de 1960 y 70, la escuela atrajo a practicantes y teóricos del arte abstracto, incluido el destacado crítico Clement Greenberg (1909–1994) y el escultor británico Anthony Caro (1924–2013). En 1977, después de estudiar en las costas este y oeste, Boepple regresó a Bennington, donde trabajó en estrecha colaboración con Caro como asistente técnico de escultura. Caro era un maestro de la composición de improvisación usando chapa metálica, y Boepple adaptó esa técnica a su propio estilo. Aunque a menudo tiene un concepto antes de comenzar un nuevo trabajo, Boepple declara: “Raramente el plan sobrevive a la realización; más a menudo la escultura se hace cargo, estableciendo sus propias reglas, su propia realidad ". 

 

En los 70’s, Boepple prefirió trabajar con acero Cor-ten, un material fuerte pero maleable que se puede cortar, doblar y formar para fabricar obras con una extraordinaria cantidad de energía y movimiento. Eleanor a las 7:15 es una masa altamente articulada y giratoria de líneas vivas y enérgicas con curvas que se cruzan y planos lisos. Al igual que muchas de las esculturas de Boepple, esta pieza en particular es de escala modesta y más pequeña que la persona promedio. El artista siente que la escultura no debe ocupar su propio espacio aislado porque la proximidad permite un intercambio inmediato y más íntimo. 

 

Mientras Eleanor a las 7:15 se resiste a una interpretación figurativa, el título alude a un momento íntimo en la vida del artista. Los títulos de Boepple no quieren ser descripciones o explicaciones. Están inspirados en lugares o poesías que evocan un sentimiento o un gesto. Con Eleanor a las 7:15, Boepple imaginó a una persona matutina viva y enérgica. Estéticamente, la pieza se adhiere a las ideas formalistas que impulsaron la escultura abstracta en ese momento, cuando el contexto detrás de una obra de arte era secundario a aspectos puramente visuales como la forma y el estilo. Boepple rompe con esta tradición al sugerir una narrativa dentro del título.

Willard Boepple, Eleanor a las 7:15, 1977. Fotografía de Christina Murrey.
Willard Boepple, Eleanor a las 7:15, 1977. Fotografía de Ben Aqua.

Ubicación: Patio entre MEZ and BAT

GPS: 30.284616, -97.739038